Cómo el deporte puede ayudarte a luchar contra el insomnio

Mar 10, 2020 | DEPORTE Y BIENESTAR, TE ACONSEJAMOS |

El insomnio es un trastorno del sueño frecuente que puede generar dificultades para conciliar el sueño. Este trastorno también puede hacer que la persona que lo sufra se despierte demasiado temprano y no pueda volver a dormirse. También es común seguir teniendo una sensación de cansancio al despertarse.

En definitiva, el insomnio es un trastorno del sueño que afecta principalmente a nuestra energía, debido a que no descansamos el tiempo suficiente, así como a nuestro estado de ánimo. Pero además, el insomnio también puede afectar a nuestra salud, desempeño laboral y calidad de vida.

Síntomas del insomnio

Los síntomas del insomnio pueden incluir:

  • Despertarse durante la noche.
  • Dificultad para conciliar el sueño durante la noche.
  • No sentirse bien descansado tras el sueño.
  • Despertarse muy temprano.
  • Irritabilidad, depresión y ansiedad.
  • Cansancio o somnolencia diurnos.
  • Dificultad para prestar atención, concentrarse en las tareas o recordar.
  • Preocupaciones constantes respecto al sueño.
  • Aumento de los errores o los accidentes.

¿Cuáles son las causas del insomnio?

El insomnio puede ser un problema principal o bien puede estar asociado a otras afecciones. Por su parte, el insomnio crónico suele ser consecuencia del estrés, los acontecimientos de la vida o los hábitos que alteran el sueño. Así, parece que el insomnio podría resolverse tratando la causa principal que lo provoca. Estas pueden ser algunas de las causas principales del insomnio crónico:

  • Estrés: Preocupaciones vitales y generales relacionadas con el trabajo, la escuela, la salud, las finanzas o la familia pueden mantener la mente en actividad durante la noche, lo que dificulta el sueño. Además, los acontecimientos estresantes de la vida, como la pérdida del empleo o la muerte de un familiar, también pueden causar insomnio.
  • Viajes u horarios de trabajo: Los ritmos circadianos del cuerpo pueden también causar insomnio. Los cambios en las zonas horarias cuando viajamos o los cambios de turnos en el trabajo pueden ser causantes del insomnio.
  • Alimentación en exceso antes de dormir: Comer en exceso antes de comer puede causar molestias físicas al acostarnos, como el flujo retrógrado de ácido, que puede mantenernos despiertos.
  • Malos hábitos de sueño: Los malos hábitos de sueño, como los horarios irregulares de acostarse, las actividades estimulantes previas a dormir o las siestas son ejemplos de malos hábitos que pueden afectar a nuestro descanso.

Otras causas frecuentes del insomnio pueden ser las siguientes:

  • Trastornos de salud mental
  • Medicamentos
  • Afecciones
  • Trastornos relacionados con el sueño
  • Cafeína, nicotina y alcohol

En resumen, el insomnio puede estar causado por varios factores. Pero, ¿cómo afrontarlo? Lo más funcional en estos casos, si es que el insomnio persiste, puede ser cambiar nuestros hábitos de sueño así como tratar la causa que puede estar originando nuestros problemas para descansar. De cualquier manera, parece que existen algunos hábitos que pueden ayudar a evitar o manejar el insomnio.