Cómo una luz roja puede ayudarte a dormir mejor

Mar 22, 2018 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

La falta de sueño es un problema habitual para una gran parte de los adultos. No dormir lo suficiente tiene consecuencias importantes en la salud. Además de relacionarse con distintas enfermedades, como diabetes o alzheimer, la falta de sueño también afecta a nuestro rendimiento físico y mental.

Hay un gran número de factores que afectan a cómo descansamos y, por lo tanto, hay toda una serie de pequeñas acciones que puedes tomar para mejorar tu sueño. Como por ejemplo: instalar una luz roja en tu baño.

Cambia la luz del baño por la noche para que no afecte a tu descanso

Utilizar una luz roja puede hacer mucho más fácil volver a dormir después de haberse levantado para ir al baño. Habitualmente, los baños suelen estar muy iluminados. Esta gran cantidad de luz, que puede resultar muy útil si te estás maquillando o afeitando, no es para nada necesaria por la noche. Pero, lo que es todavía peor, la exposición a tanta luz puede estimular ciertas células con las que contamos en los ojos. Lo que actuaría deteniendo la producción de melatonina y acabando por despertarte por completo.

La solución podría estar en la utilización de una luz roja en el cuarto de baño. En esta tonalidad, la luz no afecta a las células anteriormente mencionadas de los ojos por lo que no supondrá un impedimento para que te vuelvas a quedar dormido. De igual manera, se recomienda también utilizar luces de baja intensidad en los momentos previos a irse a la cama.

Si finalmente optas por instalar una luz roja en tu baño, puedes aprovecharla para darte baños relajantes antes de ir a dormir. Enseguida notarás los beneficios. La combinación entre un baño de agua caliente y una luz roja te dejará listo para caer en los brazos de Morfeo. Si instalar este tipo de luz en tu cuarto de baño no es una opción, siempre puedes optar por la solución más simple: ir al baño a oscuras.