Por qué dormir debería ser la prioridad del estudiante

Dic 30, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

Dormir es importante en todas las edades y para todos los grupos de personas. La importancia de un sueño reparador es clave para mantener una buena salud física y mental. De ello no tienen ninguna duda los profesionales de la salud. Y es que gracias a la investigación ahora sabemos que la dificultad para dormir podría considerarse un signo predictivo y un síntoma de muchas enfermedades, y se asocia con disminuciones sustanciales en la calidad de vida.

En lo que respecta a los estudiantes, el sueño resulta especialmente importante debido al período de la vida en el que se encuentran. Es por eso que la ciencia ha tratado de determinar cómo afectan los problemas de sueño a este grupo de la sociedad.

Así, según investigadores estadounidenses, los adolescentes más jóvenes son particularmente vulnerables a los trastornos del sueño, y son uno de los grupos de edad con mayor falta de sueño en el país. Al parecer, durante la pubertad, los adolescentes experimentan un cambio de fase en su ritmo circadiano que hace que el inicio del sueño se retrase, lo que hace difícil mantener el hábito de acostarse pronto.

Además, factores externos como el aumento del consumo de cafeína así como el uso nocturno de productos electrónicos retrasan aún más el inicio del sueño. Por otro lado, los horarios que tienen los colegios, institutos, universidades y otros centros educativos a los que acuden los jóvenes tampoco ayudan. Las clases suelen empezar pronto y eso provoca que la mayoría de estudiantes tenga que madrugar para ir a clase.

Sabemos que en general los estudiantes lo tienen difícil a la hora de dormir ocho horas por las noches. Sin embargo, estudios llevados a cabo en adolescentes de 11 a 17 años han demostrado fuertes asociaciones entre la restricción crónica del sueño (es decir, dormir poco durante mucho tiempo) y trastornos tales como la ansiedad, la depresión o el dolor somático.

Además, también se ha demostrado que el sueño es clave para rendir día a día en clase. En varios estudios se ha visto que los adolescentes presentan una disminución del rendimiento académico y un aumento de los comportamientos de riesgo, incluído el uso de drogas, cuando no tienen un buen hábito en el descanso.

En lo que respecta a los estudiantes universitarios, un estudio de la Universidad de Virginia en 2010 trató de determinar los patrones de sueño y los predictores de tener una mala calidad de sueño en una población de estudiantes universitarios.

El estudio fue llevado a cabo sobre estudiantes universitarios de 17 a 24 años. Se analizaron su calidad de sueño, su somnolencia, su estado de ánimo, su rendimiento académico, la salud física y el posible uso de drogas psicoactivas.

Los investigadores pudieron observar que hasta un 60% de los estudiantes parecían tener una mala calidad de sueño. Los horarios de acostarse y de levantarse se vieron retrasados durante los fines de semana. Así, aquellos estudiantes clasificados como durmientes con un descanso de mala calidad informaron en mayor medida de mayores problemas con la salud física y psicológica que aquellos durmientes que sí tenían un descanso de buena calidad.

Además, los investigadores pudieron determinar que la tensión y el estrés sufrido por los estudiantes predecía en cierta medida su calidad de sueño. Los resultados que obtuvieron estos investigadores son más que descriptivos sobre la importancia del sueño en los estudiantes.

Y es que, como pudo verse en este estudio y es fácil deducir, la calidad del sueño y la salud física y mental están estrechamente relacionadas. Por eso es tan importante que los estudiantes tengan un buen descanso: cuando el estudiante duerme mal no solo afecta a su rendimiento académico, sino también a su salud.

En cualquier caso, mantener alejados los problemas, así como no consumir drogas, cafeína y/o alcohol y excesivos productos electrónicos durante el día, pueden ser medidas favorables para mantener un buen hábito de sueño. ¡Avisa de ello al estudiante que tengas cerca! Dormir debe ser su prioridad.