¿Por qué los colchones son tan caros?

02 de noviembre de 2017

Tradicionalmente, los colchones son un producto que ha tenido siempre precios elevados. Hoy en día es posible encontrar modelos de colchón a precios muy asequibles, como colchones con viscoelástica por menos de 100€. Sin embargo, estos tienden a ser colchones más finos y recomendados para usos esporádicos en segundas residencias o habitaciones de invitados. A continuación te detallamos cómo los colchones pueden alcanzar precios de más de 1.000€.

Si acudimos a cualquier negocio de colchones y preguntamos por uno, al menos de gama media, y recomendado para uso diario los precios pueden ser bastante elevados. A simple vista, puede ser complicado entender como un rectángulo de tela relleno de espuma o muelles puede llegar a alcanzar estos precios.

No hay un precio concreto que marque la frontera entre un buen o mal colchón. Generalmente, los costes de los colchones aumentan dependiendo de la vida útil del mismo. Cuanto más resistente y duradero sea, mayor es el esfuerzo que requieren en su fabricación. Tejidos o materiales naturales siempre resultan más costosos que los sintéticos. Materiales como los muelles ensacados o capas de viscoelástica de altas densidades encarecen también el producto.

Los colchones recomendados para uso diario tienen una durabilidad de alrededor de 10 años antes de empezar a deformarse o perder sus propiedades. Los colchones más económicos no tienen una vida útil tan larga si se les somete a un uso diario. Un colchón de 600€ usado a diario durante diez años, resulta tener un coste de 60€ al año que son 16 céntimos por noche. Teniendo en cuenta que se trata de un producto sobre el que pasamos 8 horas diarias y que nos debe garantizar un buen descanso, no parece tanto.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar