¿Cómo elegir tu almohada?

Feb 24, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

Si establecemos que el colchón es el rey del descanso, la figura de la reina debería recaer en el otro gran elemento indispensable que determina la calidad de nuestras horas de sueño. Porque elegir la almohada correcta resulta tan determinante como la del mencionado colchón. Sus diferentes materiales, las distintas categorías que ya existen, el tamaño, la firmeza, la capacidad de adaptación… Hay tantos requisitos y características que las definen que ya no podemos tener excusas si cada día nos despertamos con la sensación de no haber descansado correctamente o incluso con dolores de cuello y espalda.

Las almohadas van a facilitar la mejor postura que debemos disponer para dormir y, para ello, en Maxcolchon ofrecemos un catálogo presidido por almohadas de viscoelástica, de látex y microfibra. Y, para ocasiones especiales, modelos para viajes, para paliar problemas físicos (como por ejemplo dolores cervicales), posturales o incluso de cuna. Diferentes materiales, tipos y productos que obedecen a una serie de requisitos que solo nosotros podemos decidir, pero que sin embargo deberían seguir los siguientes parámetros que vamos a establecer.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para elegir nuestra almohada?

Aunque no siempre se den estos casos, vamos a empezar por los más urgentes. Aquellas personas que requieren de necesidades especiales y cuya elección va a determinar la mejora o no de sus condiciones. Por ello, va a resultar vital que todo aquel que padezca problemas físicos, en especial dolores cervicales, escojan una almohada cervical cuya curvatura va a mejorar la calidad del descanso.

Otro segmento de la población que necesita cuidados especiales y a quien se le debe proteger con especial mimo es el de las embarazadas. Durante los nueve meses de gestación su cuerpo va a experimentar diferentes cambios, por lo que un correcto descanso va a mejorar la calidad de la experiencia y, obviamente, su salud. Ahí es donde entra en juego las almohadas posturales, un modelo que puede funcionar también como cojín de lactancia, como almohada de lectura o un elemento para abrazar.

¿En qué debemos fijarnos antes de elegir almohada?

Firmeza

Seguramente la primera pregunta que vas a realizar cuando quieras comprar una almohada nueva sea respecto a esta característica. Para firmezas altas, tanto la viscoelástica como el látex van a mejorar tus cervicales. Para firmezas intermedias y necesidades estándar, las de fibra, microfibra y viscoelástica perforada van a resultar una buena elección.

Transpirabilidad

Porque no solo el colchón y la diferente ropa de cama va a determinar los grados con los que vas a compartir tu noche, la capacidad de transpiración de las almohadas también va a resultar determinante. En Maxcolchon recomendamos los modelos más transpirables fabricados con viscoelásticas modeladas con gel y las viscoelásticas perforadas, siempre cubiertas con una Funda Tencel transpirable.

Tamaño

Un elemento básico pero no por ello carente de importancia. En este caso puedes escoger entre una almohada que cubra toda la parte horizontal de la cama o, si duermes en pareja, dos almohadas que realicen la misma función pero que se adapte a las necesidades de cada cónyuge.

Postura de dormir

Porque cada persona es un mundo cuando duerme, la posición natural va a determinar la calidad de descanso. Si eres de los que duermes boca arriba, puedes escoger entre los diferentes modelos con una firmeza intermedia. Si tiendes a dormir de lado, vas a necesitar una almohada cuya firmeza y densidad tienda a ser alta. Por último, si no puedes evitar dormir boca abajo, la opción que más va a mitigar los efectos de esta postura incorrecta será el de una almohada con muy poca firmeza y no gran tamaño.

¿Qué material escoger?

Como ya hemos comentado anteriormente, en Maxcolchon disponemos de diferentes tipos de almohadas cuando hablamos del material de su fabricación.

Látex

Si escoges esta opción lograrás un descanso suave con una correcta alineación de cuello y cervicales. Como plus, en el caso de seleccionar el látex perforado lograrás una mayor transpiración, lo que permitirá menor sudoración en la época estival.

Viscoelástica

 Las almohadas viscoelásticas son las que mayor firmeza garantizan durante el descanso. Respecto a su capacidad de transpiración, el modelo perforado otorga mejores niveles.  Y, por supuesto, su principal característica radica en su adaptabilidad respecto a la presión que nuestro propio cuerpo ejerce sobre ella.

Microfibra

La opción más económica no está por ello carente de calidad. Las almohadas de fibra ofrecen flexibilidad y resistencia a los cambios ambientales, convirtiéndola así en un modelo polivalente gracias también a cómo facilitan los cambios de postura de forma natural.