¿Qué colchas elegir para tus habitaciones?

Abr 25, 2019 | INFORMACION DEL DESCANSO, TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

La colcha de verano es un tipo de ropa de cama muy utilizado en las estaciones más cálidas del año —primavera y verano— por ser más ligera y fresca que el edredón. La colcha cumple una doble función: protege la cama y además nos sirve de abrigo. Hay quien utiliza la colcha únicamente para la protección de las sabanas, mantas y almohadas.

En estos casos, la colcha se suele retirar por la noche (antes de irse a dormir). Otras personas prefieren utilizar directamente la colcha como ropa de abrigo, situándola inmediatamente por encima de la sábana encimera.

¿Qué ventajas tienen las colchas de verano?

 

La colcha de verano es una prenda de abrigo ideal para dormir en las calurosas noches de verano y primavera. Aunque la temperatura sea muy elevada durante el día, es habitual que descienda por la noche. Por ello, no es recomendable dormir únicamente con la sábana. Una colcha, junto con un juego de sábanas puede permitirnos disfrutar de una buena noche.

Un aspecto fundamental para elegir tu colcha es la decoración de tu dormitorio. La colcha es la capa superior, un elemento visible en tu dormitorio e importante en la decoración. Según el ambiente que busques, puedes optar por colores intensos y llamativos, o bien tonos neutros y suaves. Otra de las ventajas que tienen las colchas de verano respecto a otro tipo de ropa de cama como el edredón es que son más baratas.

Una ventaja de la ropa de cama en verano es el precio: las colchas son más baratas que los edredones y las fundas nórdicas

Medidas para tu colcha

No todos los fabricantes de ropa de cama ofrecen la misma variedad de tamaños en las sábanas y las colchas. Es común que las medidas disponibles de colcha sea más limitada que la de sábanas bajeras y encimeras. Sin embargo, esto no supone realmente un problema sino todo lo contrario. La mayoría de las colchas, se adaptan sin problemas a varios tamaños de colchón. Y aunque las colchas de verano sean prendas baratas, si en un futuro decidimos cambiar el tamaño de la cama, por ejemplo, por una diez o veinte centímetros más ancha, es muy probable que nuestra colcha de verano se adapte sin problemas a la nueva medida.

Las colchas de verano se pueden disponer de dos maneras sobre la cama: metiendo los sobrantes bajo el colchón o dejando caer sus laterales a modo de faldón.

colchas baratas elegantes