¿Cómo afecta dormir bien a tu físico?

Ago 27, 2019 | DEPORTE Y BIENESTAR, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

A buen seguro, en más de una ocasión has escuchado aquello de tener un sueño reparador. Pues bien, la expresión no podría ser más correcta, porque la mejor herramienta para cuidar nuestro aspecto físico es dormir. Sin ir más lejos, hay estudios que demuestran que las personas que duermen bien, resultan más atractivas para el resto. Esto refleja que los beneficios del sueño no son sólo procesos internos, también son apreciables a simple vista.

Dormir adelgaza

Para empezar, nos ayuda a bajar de peso. Aunque tengamos la percepción de que cuantos más activos estemos más adelgazamos, hay que tener en cuenta otros factores como la secreción de ciertas hormonas, especialmente durante el descanso. Mientras dormimos, las hormonas que se encargan de gestionar nuestro apetito se regulan, de tal forma que se reduce sensación de hambre y nuestro cerebro recibe la información de saciedad.

Un buen descanso reduce la sensación de tener hambre: nuestro cerebro recibe la información de estar saciado y así evita la necesidad de necesitar comer más

Por el contrario, si dormimos menos horas de las necesarias, el cuerpo se sentirá fatigado a lo largo del día, demandando más alimentos para recuperar las energías. Además, la falta de sueño hace que aumente el índice de grasa corporal, lo que lleva al sobrepeso y esto a su vez a la diabetes. Por tanto, si tenemos como objetivo bajar de peso, aparte de una buena alimentación y una actividad física adecuada, se hace imprescindible dormir bien, nos mantendrá la moral alta, tendremos más energía y adelgazaremos.

El mejor ejercicio es dormir bien

Cuando nos planteamos hacer ejercicio, aparte de los beneficios que tiene para nuestra salud, uno de nuestros grandes objetivos suele ser tonificar la musculatura, cuando no aumentarla. Así que, nos ponemos manos a la obra y empezamos a entrenar duro. Pasamos muchas horas en el gimnasio pensando en inscribirnos en la próxima carrera popular.

Todo este loable esfuerzo para mejorar nuestro físico, no serviría de nada si no podemos dormir bien. Antes de planear una actividad física, es conveniente regular nuestros hábitos de descanso. Es al dormir, cuando se reparan las células del tejido muscular y por tanto, es el momento en el que realmente aumenta la masa muscular. Por supuesto, siempre gracias a las hormonas, en este caso la somatotropina, la hormona del crecimiento, que en edad adulta es la encargada de mantener los músculos en condiciones.

beneficios fisicos de dormir bien

De hecho, los deportistas de élite saben de la importancia de dormir bien. Ya que recuperan energías, mejorando el rendimiento y aumentando la resistencia física. Por eso, no escatiman a la hora de comprar un buen colchón. Así que, si no dormimos bien, podemos incluso perder masa corporal. Además, no tendremos energía para emprender actividades físicas y disminuirán nuestros reflejos, es decir, seremos más proclives a sufrir pequeños accidentes.

Un salón de belleza en tu colchón

Si hay algo que delata a una persona que no ha dormido, o que no tiene un sueño de calidad diario, son las ojeras. Estas manchas negruzcas que aparecen bajo las órbitas de los ojos, donde la piel es más fina, se deben a la dilatación de los vasos sanguíneos, ya que no se han regenerado los tejidos.

Algo similar ocurre con las bolsas que aparecen alrededor de los ojos. La falta de sueño continuada no permite que la epidermis recupere su firmeza, por lo que se genera cierta flacidez. La buena noticia es que el único tratamiento de belleza que de verdad necesitamos es asegurarnos un buen descanso. Dormir es una solución natural y sin aditivos.

Por otro lado, el órgano de nuestro cuerpo que más sufre la interacción con el medio y que refleja nuestro estado de salud, es la piel. Una vez más, el descanso acude al rescate. Durante la noche, aumenta la producción de colágeno, elemento fundamental en la estructura de las células de la piel, aporta elasticidad y firmeza.

Una de las principales ventajas de dormir bien, es que la respiración se acompasa a un ritmo más sosegado siendo más profunda y efectiva. Esto ayuda a oxigenar bien el cuerpo, en especial la piel. Si a esto añadimos que, durante el descanso, se eliminan las toxinas que se van acumulando en nuestra epidermis a lo largo del día, amaneceremos con un cutis más saludable y rejuvenecido. En resumidas cuentas, uno de los pilares para mantener nuestro aspecto físico en buenas condiciones es el descanso. Queda claro que para presumir no hay que sufrir, es mejor dormir bien.