la hora de renovar nuestros equipos de descanso podemos encontrarnos con el problema de no saber qué hacer con los antiguos colchones. Debido al volumen que ocupan y lo que pesan, deshacerse de ellos puede ser una tarea complicada. Su transporte por ascensores, escaleras o meterlo en el coche son algunos de los obstáculos que nos podemos encontrar a la hora de desecharlos. Sin embargo, pese a las complicaciones que pueda suponer deshacerse de ellos, es importante no abandonar los colchones en cualquier lugar, ya que estos se pueden reciclar o ser reutilizados y muchas veces acaban desechados en la vía pública o desperdiciándose en vertederos.

La vida útil de un colchón es de unos diez años aproximadamente, pasados los cuales sus prestaciones y su forma empiezan a perderse y deformarse. De todas formas, existen diferentes tipos de razones por las que se puede decidir cambiar un colchón. Ejemplos de ello son querer cambiar el tamaño de la cama (normalmente por uno más grande) así como optar por probar nuevos modelos de colchón distintos a los que estamos acostumbrados. Aunque la razón principal por la que decidimos normalmente cambiar nuestro colchón es que este ya no se encuentra en buen estado. ¿Te has planteado alguna vez qué puedes hacer a la hora de desechar un colchón?

Reutilizar el colchón si se encuentra en buen estado

Es probable que conozcas a alguien a quien le pudiese servir tu antiguo colchón. Sino, una buena opción es la de contactar con alguna asociación u ONG que se encargue de hacérselo llegar a quien más lo necesite. Por lo general, en todas las ciudades existen organizaciones sin ánimo de lucro que ayudan a personas desfavorecidas. Algunas de ellas suelen recoger este tipo de enseres sin costes para ofrecérselos directamente a gente sin recursos. Recuerda: si hay algo mejor que reciclar es reutilizar.

Algunos ayuntamientos los recogen a domicilio

Si lo que necesitamos es deshacernos de un colchón sin adquirir otro a cambio, los servicios municipales de recogida de basuras ofrecen distintas posibilidades. Cada ayuntamiento suele tener una política de recogida de muebles, con lo que lo mejor es ponerte en contacto con el ayuntamiento en cuestión para que te den sus instrucciones. El personal te indicará dónde puedes depositar tu colchón para que sea recogido lo más cerca posible de tu domicilio.

El comerciante puede llevárselo

Si vas a comprar un nuevo colchón, puedes pedirle al vendedor que se lleve el viejo que utilizabas. Sin duda, es el sistema más cómodo porque a la vez que recibes el producto nuevo, te deshaces del anterior, sin necesidad de guardarlo y ni siquiera salir de casa. A diferencia de lo que ocurre con la compra de electrodomésticos, los comercios no están obligados por ninguna normativa a recoger colchones viejos. Es un servicio voluntario de cada vendedor, que cada vez es más común en el sector de la colchonería.

En Maxcolchon ofrecemos la recogida de enseres con el servicio de transporte y de montaje. Aunque este servicio es gratuito, la recogida tiene un coste reducido y varía en función de los artículos a retirar. Se podrá hacer uso de este servicio adicional siempre que los artículos no sean muebles fuera de nuestro equipo de descanso.

Tenemos muchas posibilidades a la hora de deshacernos del colchón usado que ya no deseamos, desde la donación a otras personas hasta el reciclaje. Ya no tienes excusa para deshacerte de tu viejo colchón de la mejor manera posible. ¡Pon tu grano de arena para el medio ambiente!