¿Por qué cuando duermo tengo sueños en los que por mucho que corra no avanzo? ¿Por qué a veces aparecen los animales que más miedo me dan? ¿Por qué siempre sueño que me caigo? ¿Qué significa que se me rompan los dientes? ¿Por qué tengo pesadillas y en todas me asesinan? ¿Es normal que aparezcan famosos o mezcle gente de diferentes ámbitos e incluso épocas?

La ciencia del sueño. Los mitos, las preguntas, las causas, las situaciones recurrentes, los malos hábitos, las pesadillas y las fantasías eróticas. Existen tantos tipos de sueños como personas en el mundo, pero si hay uno que sobresale por repetitivo es el que ya hemos indicado al principio.

Soñar que te caes al vacío como en los dibujos animados del coyote y el correcaminos o suspenderte en el aire como si fueras Neo en ‘Matrix’ es más común de lo que nos pensamos. Suelen tener respuestas en situaciones de la vida real que nos están afectando a nuestro descanso y a veces hasta en la salud mental. Es por ello que los problemas cotidianos que más nos preocupan se hacen más fuertes en nuestro subconsciente y nos amenazan hasta cuando dormimos. Pero a diferencia del estado de vigilia, se tiñen de características ficticias que no responden a la física.

¿Por qué es tan común soñar que me estoy cayendo?

Como si fueran películas de ciencia ficción, nuestras caídas oníricas al vacío se olvidan de la gravedad o pueden convertirse en verdaderas pesadillas. A veces no es que el suelo desaparezca, sino que te ves saltando desde tu propio balcón, un acantilado o desde lo más alto del Empire State de Nueva York. Y lo que es más curioso, casi siempre acaban un centímetro antes de aterrizar en el más duro de los pavimentos.

Según indican los expertos, y casi en un pensamiento lógico, caer suele ser sinónimo de inestabilidad. Para llegar a producir estos ensueños relacionados con el vacío, las personas afectadas suelen pasar por etapas vitales donde la ansiedad se ha hecho fuerte o están ocurriendo situaciones donde la inseguridad e incertidumbre son recurrentes.

La pérdida de control en los humanos es algo que nos altera el carácter, hasta el punto de aparecer en nuestro descanso. Ya sea por motivos laborales como familiares o sentimentales, soñar con caer al vacío está indicando que pasamos por una etapa donde la fortaleza y los puntos de apoyo brillan por su ausencia. Si haces memoria, comprobarás que en estas ensoñaciones no encuentras nada a lo que agarrarse y que mitigue la caída. Y es así cómo te sientes en la vida real.

En una época donde la ansiedad afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo (un 4,4% de la población total del planeta) y en la cual la importancia de las redes sociales ha potenciado el problema, caer al vacío es una de las respuestas que nos da nuestro cerebro.

Pero no solo la ansiedad, la incertidumbre y la inseguridad están causando este tipo de sueños. Hay otras fases vitales que nos lo pueden estar provocando y que están relacionadas con la autoestima. Esa importancia que hemos dado a los likes de Instagram, las frustraciones laborales o los desengaños amorosos también incita sentimientos de inferioridad y fracaso que pueden desembocar en estas caídas oníricas.

 

¿Por qué me despierto tan agitado tras un sueño así?

Si hasta ahora hemos encontrado en la psicología todas las respuestas a nuestras preguntas, damos paso a lo puramente físico. Caer por un precipicio o desde la azotea más alta de la ciudad suele ocurrir durante la fase II de nuestro sueño, el cual emplea el 50% del tiempo que dormimos. Esta etapa, posterior al adormecimiento, ralentiza nuestro ritmo cardíaco y la respiración. Es justo en este momento cuando la actividad cerebral oscila de intensidad y acompañamos nuestros sueños con espasmos musculares por todo el cuerpo (incluyendo las extremidades).

A este proceso de contracciones involuntarias se le conoce como sacudidas mioclónicas y es lo que provoca que podamos despertar con tirones. No has de preocuparte por ello ni obedece a una mala preparación física. Es una respuesta de nuestro cuerpo. Como un mecanismo de activación que nos ayuda a despertarnos rápidamente