¿Qué colchón es mejor para dormir en invierno?

Dic 27, 2018 | INFORMACION DEL DESCANSO, TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Desde el pasado 21 de diciembre, la llegada del invierno es una realidad. La estación invernal se caracteriza por la bajada de temperaturas y por tener el frío como compañero diario. Combatir el invierno es uno de los principales retos en el descanso de cada noche. Para ello, es imprescindible contar con las mejores condiciones para dormir. En primer lugar, es importante aclimatar el dormitorio para las mejores temperaturas invernales. Cabe recordar que estudios afirman que la temperatura ambiente ideal oscila entre los 18 y los 22 grados. Mantener el dormitorio en esa graduación es un paso importante, pero no el único. También es indispensable que el cuerpo mantenga una temperatura cercana a los 22ºC.

El colchón es un buen elemento para ayudar a mantener una buena temperatura. Un factor muy importante es la composición del colchón. Hay materiales que aportan calor y otros que generan frío, además de tener en cuenta la transpirabilidad y demás factores. La sensación térmica y la capacidad de proteger ante temperaturas es importante para elegir el mejor colchón para dormir en invierno.

Los colchones visoelásticos son una opción destacada para el invierno. La viscoelástica destaca por su gran adaptabilidad al cuerpo. En cuanto a la sensación de temperatura, la viscoelástica es un material atérmico. Esta no transmite ni frío ni calor y retienen la temperatura, especialmente si es una viscoelástica de poro abierto. Para tener un buen descanso en cualquier época del año, la viscoelástica es un componente excelente.

LA VISCOELÁSTICA DESTACA POR SER UN MATERIAL ATÉRMICO Y POR RETENER LA TEMPERATURA, ESPECIALMENTE SI ES DE PORO ABIERTO

Los colchones de látex son los que se caracterizan por su aporte de calor. Estos colchones son los más gruesos y cuentan con gran densidad, especialmente si son de Látex Natural. Los colchones de látex cuentan con un contacto suave y acolchado, cada vez mejor para la absorción de la humedad. La opción del látex sintético es más gomosa y gruesa, aunque no cuenta con un contacto tan suave y adecuado para un buen sueño.

Como bien has leído, los colchones de alta densidad se caracterizan por su aporte de calor. En estos colchones, destacan espumaciones densas como el Oxicell. Disponible tanto en toppers como en colchones de calidad, como el Optimus, ofrece la firmeza de los muelles junto a su densidad. Este colchón es un gran apoyo para los inviernos, al igual que ofrece un descanso de alta calidad. Por último, los muelles ensacados destacan por su transpirabilidad y por su firmeza, por lo que es importante ver qué otros materiales combina.

La ropa de cama con la que decidas complementar tu colchón es tan importante como el propio colchón. Para abrigar adecuadamente el colchón deberás saber qué nórdico escoger. Los rellenos nórdicos de Maxcolchon pueden ser de fibras o de plumas. El catálogo de rellenos cuenta con distintos gramajes y tamaños, para así escoger el ideal. Para elegir el relleno nórdico ideal debes tener en cuenta la temperatura, tu resistencia al calor y el abrigo que éste ofrece.

Los rellenos nórdicos, junto a la funda, es el complemento más importante para abrigar tu dormitorio. No obstante, es recomendable que eches de un vistazo a todo el catálogo de ropa de cama: edredones, colchas o juegos de sábanas. Todos los productos visten tu colchón y ayudan a que duermas en las mejores condiciones y tengas un buen sueño cada fría noche.