GUÍA PARA ELEGIR TU CABECERO

 

Un cabecero de cama es un complemento necesario en toda habitación. Antes de elegir qué cabecero debe formar parte de tu equipo de descanso, es recomendable recordar por qué es tan importante.

Los cabeceros cumplen con distintas funciones importantes para el descanso. La primera de ellas se debe a que son un excelente protector. El acolchado interior del cabecero protege la cabeza contra la pared, impidiendo qué puedas hacerte daño si te golpeas. Además, evitan que la almohada se desplace al dormir, lo que facilita el descanso y evita malas posturas. Los cabeceros también cumplen con un importante papel en el descanso porque mejoran la higiene. Ejercen como barrera que separa la cama de la pared, evitando así que se deteriore antes de tiempo y tengas que pintar o empapelar la pared prematuramente.

Pero sin duda, uno de los motivos más importantes para incorporar un cabecero a nuestro dormitorio es que son una pieza decorativa imprescindible. Son importantes para vestir la pared principal del dormitorio y permiten que dejes tu sello. El cabecero que escojas reflejará tu personalidad, por lo que será importante tener en cuenta el color y el tejido del tapizado. No olvides que en el dormitorio es un lugar de la casa donde pasas gran parte de tu día, por lo que acertar con cada elemento decorativo será importante para que puedas estar bien a gusto.

Un cabecero va más allá del descanso: es una oportunidad perfecta para darle identidad y personalidad a tu dormitorio

Si has decidido incorporar un cabecero a tu dormitorio, esta guía te ayudará a escogerlo. Por eso vamos a responder a la pregunta que te estás haciendo. ¿Qué debes tener en cuenta para escoger el cabecero ideal para tu dormitorio? Como bien te hemos explicado, un cabecero es importante para imprimirle personalidad al dormitorio y para que éste además encaje con la estética de nuestra habitación, será importante acertar con el modelo ideal para que mejore el ambiente donde descansas cada noche. Cabe recordar que la medida del catálogo de tu cabecero será el que concuerde con el de tu cama. Estos son los puntos que debes tener en cuenta para elegir el cabecero perfecto:

1.

Ubicación

 
 

El cabecero se suele colocar en la pared, enfrente de la puerta, y protegiendo la cama. Es recomendable que cuando veas un cabecero, te lo imagines ubicado tras la cama. Así podrás hacerte una idea de cuál es el cabecero que necesitas y mejor puede quedar en tu dormitorio.

Ubicación de tu cabecero

Complementa tu cabecero con cojines que combinen con la decoración!

 
2.

Colocación

 
 

Un cabecero de cama puede ubicarse de pie o puede colgarse de la pared. Independientemente de la anchura de la cama, debes considerar qué prefieres. Los cabeceros de pie son de una altura de 120 o 135 cm y se pueden apoyar en el suelo. Por otro lado, los cabeceros que se cuelgan de la pared miden alrededor de 75 cm de altura. Para colocar un cabecero colgado hay que agujerearlo para que encaje correctamente con los puntos de soporte de la pared. Maxcolchon no incluye el montaje de tu nuevo cabecero, por lo que es importante que elijas correctamente donde vas a instalarlo antes de agujerear la pared. Antes que nada, asegúrate de que está alineado y correctamente centrado.

Colocación

Cabecero Capri, apoyado en el suelo

 
3.

Material

 
 

En Maxcolchon encontrarás cabeceros tapizados en tres tejidos distintos: polipiel, chenilla y terciopelo. Cada uno de ellos tiene unas características diferentes que debes valorar:

  • Polipiel: puedes encontrarlo en diversos colores. En nuestro catálogo es el tejido más elegido. Su principal ventaja es que cuenta con un mantenimiento más fácil. Además, tiene colores vivos y con presencia.
  • Chenilla: cuenta con una amplia variedad de tonos para que escojas el que mejor se ajuste a ti. Un tejido que aporta madurez, seriedad y sobriedad al resto del dormitorio.
  • Terciopelo: este tejido es el perfecto si quieres marcar la diferencia con la elegancia. Combinaciones que te aportan un extra de distinción y te permiten ir más allá a la hora de darle vida a tu dormitorio.
Material de los cabeceros

Cabeceros de polipiel, terciopelo y chenilla.

¡Más de 30 colores diferentes para escoger!
 
4.

Color

 
 

El color del cabecero y el material del tapizado son dos aspectos que están relacionados entre sí. Cada tejido distinto cuenta con una variedad y una gama de colores diferente, por lo que la elección del color del cabecero irá de la mano del tejido que has escogido. En cada uno de nuestros cabeceros podrás encontrar una variedad de colores y tonalidades distintas en todos los tejidos. Con más de 30 colores diferentes para escoger y encontrar uno que encaje en el estilo de tu dormitorio.

Los cabeceros de polipiel consiguen los colores más vivos.

 
5.

Estilo

 
 

En tu mano tienes una amplia variedad de cabeceros que te permitirán elegir el estilo que quieres. Si buscas optar por lo clásico, el cabecero Capri es el tuyo, aunque si por otro lado quieres algo moderno, te recomendamos el modelo Just Sleep. También tienes la opción de decantarte por algo funcional, como es el caso del cabecero Milan, que incorpora un práctico tubo de LED que mejora su utilidad. Por otro lado, puedes decantarte por el cabecero Astorga, si lo que necesitas es dar una sensación de más altura; o bien elegir el modelo Lisboa, si lo que quieres es que el cabecero sea protagonista en tu dormitorio.

Tamaño de almohadas

¡Exprésate! Tenemos el cabecero que buscas :)

 

Estos son todos los puntos importantes que debes considerar a la hora de comprar un cabecero. Un producto perfecto para proteger tu descanso y darle un toque de distinción a tu dormitorio. Si sigues teniendo dudas, puedes contactarnos o visitar tu tienda más cercana.

 
X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar