Cada uno de los componentes que conforman un colchón tiene unas funciones diferentes para el descanso. El núcleo del colchón es sin duda una de las más importantes ya que es el que sustentará nuestro cuerpo mientras dormimos.

Que nuestro colchón tenga un núcleo de alta calidad es imprescindible para obtener cada noche un buen descanso. Por ello, desde Maxcolchon hemos desarrollado un material que aúna las mejores características.

Una buena densidad, la correcta firmeza, capacidad de resiliencia y una perfecta ergonomía son las cuatro características principales que debe tener el núcleo de nuestro colchón.

SGM garantiza un perfecto sustento de nuestro cuerpo mientras dormimos.

Maxcolchon, en colaboración estrecha con sus proveedores han desarrollado SGM, un material con propiedades únicas y exclusivas que garantizan en todo momento el perfecto sustento de nuestro cuerpo mientras dormimos.

SGM destaca por sus propiedades para el descanso, superiores a los HR  habituales del mercado que se utilizan como núcleo de los colchones. El SGM de Maxcolchon destaca tanto en densidad, como en firmeza, resiliencia y ergonomía.

Densidad

Es la cantidad de material por metro cúbico y está directamente relacionada con el peso del producto y con la resistencia del mismo, sobre todo cuando hablamos de HR. Los HR son el sustento de nuestro cuerpo en el descanso. Es la base sobre la que se configura todo el colchón. Debemos prestar atención y trabajar con densidades que permitan una durabilidad correcta y sin hundimientos prematuros. Para ello no podemos trabajar con HR de menos de 25 kg de densidad, ya que se obtendrían hundimientos prematuros. La SGM de Maxcolchon, con 30 kg de densidad, garantiza que el colchón no tendrá hundimientos prematuros siempre que su uso sea el adecuado.

Firmeza

La firmeza es necesaria para mantener la correcta posición del cuerpo, pero firmeza no significa dureza. Es importante que el núcleo de nuestro colchón sea de un material que no permita un hundimiento inadecuado del cuerpo y mantenga nuestro cuerpo recto, sin ceder en las zonas donde mayor presión se ejerce, pero que facilite los movimientos durante el descanso. Lo hemos conseguido con el HR SGM de Maxcolchon. Que ofrece una buena firmeza para garantizar que durante el descanso mantendremos una postura adecuada.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene un material de volver a su posición inicial después del uso. Esta cualidad es muy importante porque ayuda a que los materiales no sufran tanto, ya que van a recuperar su forma después del uso. Gracias a la buena resiliencia del SGM de Maxcolchon sabemos que nuestros colchones tienen una durabilidad óptima y que no van a verse perjudicados por hundimientos prematuros. Además, la resiliencia facilita el descanso, al adaptarse nuestro colchón a aquellas zonas donde ejercemos presión.

Ergonomía

Por último, la ergonomía, cualidad a la que hemos prestado especial atención ya que de ella depende que obtengamos un buen descanso. La ergonomía ayuda al cuerpo a mantener su postura natural mientras dormimos, ya que permite que el colchón acompañe a nuestros movimientos. El SGM de Maxcolchon es un avance en este sentido, ya que se adapta perfectamente a cada uno de nuestros movimientos mientras dormimos, facilitando así que tengamos un sueño más profundo y sin interrupciones.

En definitiva, Maxcolchon sigue apostando por ofrecer a sus clientes los mejores materiales para el descanso, con las últimas novedades tecnológicas que garantizan que en todo momento nuestro sueño es de calidad.

Porque un buen descanso no es incompatible con la naturaleza.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?