Típos de trastorno

Existen más de 70 trastornos del sueño, la mayoría pueden corregirse si se sigue un tratamiento adecuado.

Los trastornos más comunes son los siguientes:

  • Insomnio
  • Apnea del sueño
  • Síndrome de las piernas inquietas
  • Narcolepsia

INSOMNIO

Es uno de los trastornos del sueño más comunes, sin embargo, puede manifestarse de distintas formas.

Insomnio de conciliación: es cuando hay dificultad para empezar a dormir.

Insomnio de mantenimiento: es cuando la persona se duerma fácilmente, pero se despierta con frecuencia durante la noche.

Insomnio terminal: es aquel que se da cuando una persona duerme toda la noche, pero se despierta demasiado temprano y no puede volver a dormir. Es normal que el insomnio suceda de vez en cuando, pero si se repite por más de 15 días, es recomendable que lo consultes con tu médico. Muchas personas intentan resolver el insomnio con pastillas para dormir, éstas ayudan en un principio, pero después de algunas semanas el cuerpo se acostumbra y dejan de funcionar. También hay personas que recurren al alcohol para poder conciliar el sueño, sin embargo el alcohol evita que estas personas lleguen a la etapa de MOR (movimiento ocular rápido) y de sueño profundo.

El insomnio puede ser provocado por trastornos emocionales, en cuyo caso es recomendable seguir una terapia psicológica o psiquiátrica.

APNEA DEL SUEÑO

La apnea del sueño es cuando se interrumpe la respiración por más de 10 segundos mientras dormimos. Cuando las pausas son eventuales no representan ningún problema, pero cuando son muy frecuentes pueden indicar un trastorno del sueño.

Cuando hay una pausa en la respiración, el cerebro responde por la falta de oxígeno y contrae los músculos para abrir la garganta; sin embargo, existe el riesgo de tener un paro respiratorio, por lo cual las personas con apnea deben evitar el alcohol, las pastillas para dormir y los sedantes, ya que pueden favorecer a que no se despierten para respirar.

La apnea del sueño se ha relacionado con la obesidad, la debilidad muscular y con trastornos que obstruyan la vía aérea superior (faringe, amígdalas, adenoides…) ya que estas condiciones contribuyen a que se cierre la faringe o garganta durante el sueño, provocando que la persona deje de respirar. Las personas con apnea del sueño suelen roncar durante toda la noche, pero no todas las personas que roncan tienen apnea. La falta de oxígeno puede provocar dolores de cabeza, falta de interés por la actividad sexual, disminución en la actividad mental, hipertensión arterial, latidos irregulares en el corazón y riesgos de infarto o derrames cerebrales. Es importante que si una persona padece obesidad, ronque mucho o tenga somnolencia durante el día, consulta con tu médico para hacerte una prueba llamada polisomnografía, en la que se graban las ondas cerebrales, los latidos del corazón y la respiración durante una noche completa de sueño. Si se te detecta apnea del sueño, el médico te recomendará que sigas un tratamiento.

SÍNDROME DE LAS PIERNAS INQUIETAS

Es un trastorno que consiste en una sensación de incomodidad en las pantorrillas y cuando la sensación es muy fuerte, los obliga a levantarse a caminar o darse un masaje.

Este síndrome está asociado a otro trastorno que se llama movimientos periódicos del dormir, en el cual hay movimientos involuntarios de las piernas (no son convulsiones) que hacen que el sueño sea más superficial, con interrupciones y, por lo tanto, menos reparador. La consecuencia es fatiga diurna. En ocasiones este síndrome está relacionado con diabetes, el embarazo y la anemia. Existen terapias de medicamentos para aliviar los síntomas, que deben ser recetados por un médico después de haberse diagnosticado el problema.

NARCOLEPSIA

Las personas que padecen narcolepsia tienen episodios involuntarios de sueño durante el día, a pesar de haber dormido lo suficiente durante la noche. Estos episodios suceden cuando hay una pérdida de control muscular. Los episodios pueden durar desde unos pocos segundos hasta 30 minutos.

Las personas que padecen narcolepsia pueden sufrir de:

  • Sueño interrumpido durante la noche
  • Cataplexia: pérdida de control muscular durante una situación emocional
  • Alucinaciones
  • Parálisis temporal al despertar

Se recomienda que las personas que padecen narcolepsia hagan la siesta y consulten con su médico.

¡Lo MAX vendido!
X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?