ELEGIR UN COLCHÓN FRESCO

 

Uno de los principales problemas con los que nos encontramos a la hora de elegir un colchón es el tema del calor. Dormir en un colchón fresco o en una temperatura acorde a lo que necesitamos es fundamental para obtener un buen descanso. A continuación te explicamos qué factores debes tener en cuenta para elegir un colchón fresco y transpirable:

Dime cómo eres
y te diré qué necesitas

 
 

Al igual que no todos utilizamos una misma talla de ropa ni tenemos los mismos gustos culinarios, la elección de un colchón requiere entender qué necesitamos y qué prima en nuestro descanso. Si eres una persona calurosa, el frescor y la transpiración deben ser dos de los principales puntos a tener en cuenta para la elección de tu colchón. Sin embargo, existen diferentes puntos a tener en cuenta para valorar cómo de calurosos somos y qué grado de importancia debemos darle a este problema en nuestro descanso. Para ello debes saber que:

  • Si sólo eres caluroso o sudas por la noche pero durante el día sueles afrontar con normalidad los cambios de temperatura, lo más probable es que no sea tu naturaleza innata la que te haga sentir así, sino tu equipo de descanso habitual.
  • Si tu Índice de Masa Corporal (IMC) es alto, debes saber que puedes ser más propenso/a a tener calor durante el descanso, pero que igualmente existen soluciones para evitarlo o para reducir tu sensación de calor.
  • El mes de agosto o las semanas más calurosas del año no son un buen punto de referencia para saber si existe un problema de calor real con tu equipo de descanso. Si hace mucho calor cuando estamos despiertos es inevitable que también lo sintamos cuando estamos dormidos, porque para determinadas situaciones de calor extremo, no existe una fórmula mágica (salvo el aire acondicionado). El problema real lo puedes diferenciar cuando al irte a la cama sientas una mayor sensación de calor. En este caso, debes analizar bien por qué te sucede esto.

Complementa tu cabecero con cojines que combinen con la decoración!

 
Existen diversos elementos que pueden afectar negativa y positivamente a un descanso fresco y transpirable, y es importante determinar cuál o cuáles originan tu problema de calor: el colchón, el soporte del colchón, la ropa de cama, la ropa de noche y el ambiente del dormitorio.

La transpiración

 
 

Si tenemos problemas de calor durante la noche, es fundamental que el colchón que vamos a elegir sea lo más fresco posible, y esto se traduce en una correcta transpiración.

Los colchones más transpirables del mercado son los colchones de muelles, ya que permiten que el aire pase libremente por el interior de su núcleo. La elección de un colchón de muelles siempre será acertada si prima el calor por encima de todo.

Sin embargo, cuando tenemos dolencias musculares o problemas de espalda, lo más recomendable es optar por un colchón de materiales adaptables como la viscoelástica, y es aquí donde empieza el dilema de mucha gente que quiere comprar un colchón que no dé calor y que a su vez sea confortable.

muelles
 

Entre los colchones viscoelásticos existen muchas composiciones, algunas de ellas pueden dar sensación de calor por ser excesivamente adaptables al cuerpo y poco transpirables, mientras otras composiciones, sin embargo, no tienen nada que envidiar a los colchones de muelles en cuanto a transpiración se refiere. Si es tu caso y estás buscando un colchón viscoelástico fresco debes tener en cuenta estos puntos:

  • El material viscoelástico que compone el colchón debe ser de poro abierto y especificarse como material de alta transpiración.
  • Las perfilaciones y perforaciones, tanto del material viscoelástico como de la espuma que sirve de soporte, favorecerán el paso del aire a través del colchón.
  • Los tejidos utilizados también deben favorecer el frescor desde el primer contacto y la aireación del núcleo, por lo que hay que evitar tejidos de composición exclusivamente sintética y los cachemires.
  • En las especificaciones del colchón es importante que indique que se trata de un producto especialmente recomendado para personas calurosas.
Transpiracion
 

Un soporte transpirable

 
 

El segundo elemento a tener en cuenta para que el descanso sea lo más fresco posible es el soporte sobre el que se apoya el colchón. Aunque los somieres ofrecen una buena transpirabilidad, con los soportes rígidos de maxcolchon (base tapizada, canapés abatibles o canapés fijos) tapizados con tejido 3D transpirable conseguirás un equipo de descanso duradero y que permite una excelente evacuación del calor.

3D transpirable

Detalle de tejido 3D transpirable.

 

Ropa de cama transpirable

 
 

La ropa de cama es el tercer elemento importante para dormir sin sensación de calor. Muchas veces sucede que atribuimos la sensación de calor al colchón pero realmente es la ropa de cama la que nos está impidiendo la correcta transpiración de la cama.

  • Protector transpirable. El protector es una de las prendas que más afecta a nuestro calor durante el descanso si no lo hemos elegido a conciencia. Los protectores impermeables muchas veces disponen de capas de PVC que impiden la correcta aireación del colchón y producen sudoración a nuestro cuerpo. Lo más recomendable para las personas altamente calurosas es utilizar un protector Tencel impermeable o un protector de algodón.
  • Juego de sábanas. Son la prenda que entra en contacto directo con nuestra piel cuando estamos tumbados, y por ello adquieren especial importancia. Debemos elegir juegos de sábanas de calidad, que no piquen ni generen peeling, y con una composición de al menos el 50% de algodón. Las más frescas serán siempre las sábanas 100% de algodón.
  • Pijama. Otro elemento fundamental para el descanso es la ropa de noche, el pijama, camisón, camisola o prenda que se utilice generalmente para dormir. Al igual que las sábanas, debe ser confortable y transpirable, de algodón a ser posible.
Ambiente del dormitorio
 

El ambiente del dormitorio

 
 

A veces hay elementos ajenos a la cama que condicionan el descanso, como es el ambiente del dormitorio. La temperatura ideal para el descanso está entre los 18 y los 22ºC, dependiendo de las preferencias de cada uno. Si eres una persona con problemas de calor no te recomendamos que duermas con el aire acondicionado, pero sí que lo conectes unas horas antes de dormir para garantizar la correcta temperatura del dormitorio.

Ropa de cama
 

Estos son todos los puntos importantes que debes considerar a la hora de comprar un colchón que te aporte el frescor que necesitas. Si sigues teniendo dudas, puedes contactarnos o visitar tu tienda más cercana.

 
X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?