Cómo elegir un colchón viscoelástico

Sin duda alguna a día de hoy los colchones viscoelásticos son los reyes del descanso. La viscoelástica tiene unas características de adaptabilidad y confort que lo convierten en el material predilecto para su colchón de la mayoría de las personas.

Por otro lado, la viscoelástica es sin duda un material muy versátil, ya que en función de su densidad, porosidad o de los componentes adicionales que se pongan en su fabricación conseguiremos unos beneficios para el descanso u otros.

Esa versatilidad dificulta también la elección del colchón, porque, ¿Qué colchón viscoelástico se adapta mejor a nuestras necesidades?

Elegir un colchón viscoelástico a veces puede resultar complicado, sobre todo cuando desconocemos qué composiciones distintas hay en este tipo de colchones. Para poder elegir bien el mejor colchón viscoelástico, hay que comprender bien qué tipos de viscoelástica podemos encontrarnos en el mercado:

  • Viscoelástica super suave: Se le llama así a un tipo de espuma que tiene un efecto memoria bajo, ya que se trata de una espuma que como bien dice la palabra, es de tacto muy suave. Este material lo incorporamos en la parte superior de nuestros colchones viscoelasticos ya que mejora el confort y facilita la adaptabilidad. Con una textura muy mullida y esponjosa es un auténtico placer descansar sobre ella.
  • Viscoelástica estándar: La viscoelástica más utilizada puede variar en densidad y porosidad, entre sus propiedades destaca que aporta una correcta sensación de adaptabilidad gracias a su efecto memoria (recuperación intermedia), y que oscila entre los 50 y los 65 kg de densidad. Su principal efecto en el descanso es que se adapta a nuestros movimientos, acompañándolos mientras dormimos.
  • Viscoelástica de soja: La viscoelástica de soja ofrece una calidad superior que la estándar. Está fabricada con aceites de origen vegetal como la soja y esto afecta a sus propiedades. Aporta una mayor suavidad al tacto que la viscoelástica estándar, así como una mayor sensación de adaptabilidad. Además, los aceites esenciales facilitan que nos relajemos y conciliemos el sueño.
  • Viscoelástica alta densidad: Hablamos de viscoelástica de alta densidad cuando esta se encuentra entre los 80 y 95 kg. Como resultado de esto obtenemos una gran acogida del cuerpo en el descanso, lo que llamamos comúnmente adaptabilidad. Como característica tiene también esta viscoelástica que “aprieta” nuestro cuerpo, facilitando que la musculatura se relaje y descontractura. Una característica que sin duda da como resultado un mejor descanso cada noche.
  • Viscoelástica poro abierto o poro cerrado: La diferencia entre una u otra tiene que ver con la forma de fabricación, en el primer caso la viscoelástica aún líquida se vierte y se permite que se expanda, en el segundo se usa un molde cerrado lo que da como resultado una viscoelástica más compacta. Con la viscoelástica de poro abierto tendremos una mejor transpirabilidad y con la de poro cerrado más adaptabilidad. Ambas tienen buenas propiedades para el descanso y la decisión entre una y otra debemos valorarla en función de nuestras necesidades personales.

A partir de aquí, una vez tenemos claro qué tipos de viscoelástica podemos encontrarnos, definiremos qué gamas hay en colchones viscoelásticos y para qué personas o en qué ocasiones son recomendables:

  • Colchones viscoelásticos de gama económica. Este tipo de colchones generalmente están compuestos por un bloque de espuma y una capa de material viscoelástico en su acolchado o, algunas veces, también en su núcleo. Los viscoelásticos de gama económica suelen utilizarse para segundas residencias, habitaciones de invitados, camas supletorias o épocas puntuales en las que necesitamos una solución temporal económica para nuestro descanso.
  • Colchones viscoelásticos de gama media. Los colchones viscoelásticos de gama media o estándar están pensados para un uso diario, y varían mucho en su composición. Suelen ser colchones de 4 o 6 cm de material viscoelástico, con diferentes sensaciones según su composición, y que ofrecen un confort adecuado. Podrás encontrar colchones viscoelásticos de gama media en nuestro catálogo de diferentes firmezas y adaptabilidades.
  • Colchones viscoelásticos alta gama o especiales. Los colchones viscoelásticos de gama alta o con composiciones especiales están pensados para quien busca el mejor descanso o tienen unas necesidades muy específicas que cubrir. Varían mucho en composición y ofrecen altas ventajas. En este tipo de colchones también podemos encontrar un diseño y composición particular para perfiles de personas que requieren ciertas especificaciones en su descanso, como personas con sobrepeso, personas con dolencias musculares, deportistas. En nuestra sección de viscoelásticos de alta gama encontrarás todos los modelos disponibles.

Nuestra recomendación es que analices bien tus primeras opciones y las comentes con un especialista en descanso, quien podrá orientarte mejor sobre qué colchón viscoelástico es el mejor para ti. Si necesitas ayuda para elegir tu nuevo colchón o necesitas que te asesoremos sobre cual se adapta mejor a tus necesidades no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 961 399 020

 
X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar