La viscoelástica de 90 kg es una de las mejores del mercado, tanto por su densidad como por su fabricación.

Se trata de una viscoelástica espumada que, al ser de poro abierto, permite una mayor circulación del aire, y por lo tanto una mejor transpirabilidad.

Por otro lado, proporciona una acogida con mayor adaptación en aquellas zonas que menos presión ejercen, como pies y cabeza, y con menor en aquellas zonas que más presión ejercen, como hombros y caderas. Esto permite que la columna vertebral quede perfectamente alineada, con las acogidas adecuadas a cada zona.

La densidad de 90 kg/m3 aumenta la sensación de ingravidez, reduciendo los microdespertares, proporcionando un descanso más duradero e ininterrumpido.

¿Qué diferencia la visco de 90 kg de las viscoelásticas de menor densidad?

La diferencia más clara y de fácil comprobación es el peso. Un colchón de viscoelástica 90 kg de densidad pesa mucho más que otro colchón de viscoelástica 65 kg de densidad. La visco de 90 kg implica que hay mucha más viscoelástica por metro cúbico que en las viscoelásticas de densidad inferior.

Esto tiene su traducción en el descanso, y es que cuando nos acostamos en un colchón con viscoelástica de 90 kg, la entrada en el colchón es firme, para después pasar a una máxima capacidad de adaptación y acogida del cuerpo. En un colchón de menor densidad, la adaptación es más rápida y con menos acogida.

Estas características hacen que esta viscoelástica tenga unas cualidades descontracturantes altas, presionando de manera correcta y efectiva en las zonas del cuerpo que lo necesitan, y mejorando nuestro descanso día tras día.

Puedes encontrar esta viscoelástica en nuestro modelo Sojamax.

 

Lo MAX vendido