FAQ Colchones

 

¿Qué medidas se recomiendan para un colchón?

Los colchones de Maxcolchon tienen diferentes tipos de medidas que se acoplan a tus necesidades.

Nuestra recomendación es que cuando el colchón sea de uso individual no sea inferior a 90 cm de ancho y de largo es aconsejable comprarlo con una diferencia de 15 cm más largo de la estatura de la persona que vaya a hacer uso de él. En camas de uso doble se tomará como referencia la altura de la persona más alta.

En cuanto a los colchones que vayan a ser utilizados por dos personas, se recomienda que el ancho mínimo sea de 150 cm, aunque cada vez se están generalizando las medidas superiores de 160, 180 y 200 cm. Todas ellas las encontrará en Maxcolchon sin que el plazo de entrega se incremente. En cuanto al largo recomendamos la misma pauta que hemos indicado arriba. Por cuestiones de espacio en la habitación se puede recurrir a comprar colchón de medida inferior, pero no se recomienda menos de 135cm cuando vaya a ser utilizado por dos personas.

La altura de los colchones dependerá de la composición de cada uno de los modelos. En este sentido, recuerda que debido a sus suaves acolchados, pueden tener una diferencia de altura de +/- 2 cm respecto a la indicada en su ficha de producto. Igualmente, todos los colchones tienen una tolerancia de +/- 2 o 3 cm en cuanto al largo y ancho, debido al mismo motivo.

¿Qué debo hacer para mantener la higiene de mi colchón?

Los colchones deben seguir unas pautas para mantener la higiene de los mismos. Puedes utilizar una funda o cubre colchón para proteger tu equipo de descanso.

Si tu colchón es de látex, hazlo con una funda transpirable, si no el colchón perderá sus propiedades y pueden aparecer humedades. Maxcolchon cuenta con dos fundas totalmente transpirables: modelo funda transpirable Tencel y modelo funda 3D, que están a tu disposición.

Para el resto de colchones puedes además utilizar el cubre colchón con tejido fresco de algodón.

Voltea tu colchón de posición cada mes, de la cabeza a los pies y de izquierda a derecha, en el caso de los colchones viscoelásticos. Si tienes colchones de látex, además deberás darle la vuelta al colchón, cambiando las caras de arriba a abajo y de abajo a arriba. Al voltear el colchón evitarás deformaciones y conseguirás que toda la superficie del mismo se adecúe a tu cuerpo.

¿Qué es un colchón envasado al vacío?

En Maxcolchon utilizamos este tipo de embalaje para darte un servicio más cómodo y para facilitar el transporte. Maxcolchon garantiza que en este tipo de embalaje el colchón sigue conservando intactas todas sus propiedades.

Es un embalaje que consiste en servir el colchón en un paquete de dimensiones reducidas y hermético y que se consigue expulsando todo el aire interior. Una vez abierta la caja y el plástico protector, el producto recupera su forma original en pocas horas (de 2 a 5 horas)

Para más información, veáse el apartado de Más Información de cada producto.

¿Cuál es la cara útil de los colchones viscoelásticos? ¿Tienen más de una?

Los colchones de viscoelástica de Maxcolchon tienen una cara útil, que es la cara donde está la viscoelástica. Puedes identificar esta cara porque es aquella que lleva la etiqueta de Maxcolchon. Coloca el colchón con la etiqueta hacia arriba.

Sí es cierto que la cara inferior de los colchones viscoelásticos de Maxcolchon está fabricada con tejidos y acolchados aptos para el descanso, pero ya no se descansaría en viscoelástica. Aunque de manera normal utilizaremos el colchón viscoelástico por la cara de la viscoelástica, de manera excepcional podríamos darle uso a la cara inferior. Si este es tu caso, lo mejor es que nos llames y nosotros te indicaremos si tu colchón cumple o no con estos requisitos.

¿Los colchones de látex dan calor?

Los colchones de látex normalmente tienen el poro más cerrado que otro tipo de colchones, por ello necesitan de un somier de láminas como soporte para su correcta aireación.

Por esta misma razón, son colchones que pueden acumular más la humedad y el calor que otros materiales, porque el aire circula menos. Necesitan de mayor ventilación y se han de girar de arriba a abajo y de cabeza a pies y de pies a cabeza con frecuencia. Para ello disponen de dos caras útiles idénticas para el descanso.

Dicho esto, que se considera la normal general, en Maxcolchon hemos desarrollado unos núcleos de látex que permiten una transpiración mayor que otros del mercado. Esto es debido a que tienen un núcleo interior de látex con perforaciones que permiten una transpiración transversal y vertical y de poro más abierto.

¿Qué medidas de higiene son importantes para el mejor mantenimiento de un colchón?

Es importante mantener una adecuada higiene del colchón. Para ello es importante realizar unas acciones básicas que garantizarán el correcto cuidado de nuestros colchones. Una es la aireación, es muy importante que el colchón se airee todos los días antes de hacer la cama. Pensemos que durante la noche el colchón permanece en un microclima, normalmente con ventanas cerradas, y con el calor corporal de nuestros cuerpos. Por ello debemos airearlo por la mañana antes de hacer la cama. Quitar la ropa de cama o retirarla hacia atrás y dejar que el colchón respire es imprescindible cada día.

Otra norma básica es voltear el colchón de cabeza a pies y de pies a cabeza, y de arriba a abajo y viceversa, al menos una vez por trimestre. Esta acción se debe realizar en todos los colchones excepto en aquellos que tengan sólo una cara útil de descanso, como los colchones viscoelásticos.

Es importante utilizar cubre colchones o fundas para el colchón que lo aíslen de agresiones externas. Para ello dispones en Maxcolchon de distintos cubre colchones de entre los que puedes elegir.

Para una limpieza más exhaustiva aspira tu colchón de forma regular.

Para más información visita cuidados del colchón.

¿Qué colchón se recomienda para los niños?

Para los más pequeños de la casa recomendamos colchones con firmeza. Pero ojo, no es lo mismo firme que duro. Los colchones firmes son aquellos que mantienen durante la noche el cuerpo en la posición correcta, y levantado, sin que sufra desviaciones.

Pero no necesariamente tienen que ser duros, sino que podemos tener colchones con firmeza, pero con una acogida agradable que facilitará el descanso de los niños.

No es recomendable un colchón blando o mullido, ya que pude alterar el correcto desarrollo físico por las posiciones adoptadas durante el descanso.

Dentro de esta premisa existen numerosos colchones que pueden ser aptos, como los colchones viscoelásticos, los colchones de HR, los colchones de muelles.

¿Es normal que un colchón huela?

Los materiales con los que se realizan los colchones pueden desprender olor, que desaparecerá de forma paulatina durante las primeras semanas de uso. Este olor no es perjudicial para la salud.

Por ello es normal que cuando se desembale un colchón podamos notar un fuerte olor, debido a los materiales que lo componen y al embalaje del colchón. El olor desaparece de forma gradual.

Para que el olor desaparezca de forma más rápida te recomendamos que no hagas la cama a lo largo del día y abra las ventanas. Con esta acción de ventilación acelerada, el proceso será más rápido.

¿Cuándo podemos decir que un colchón está deformado?

Debido al uso de forma diaria y continuada de un colchón, se puede producir un ligero hundimiento en la zona dónde mayor tiempo descansamos. Esto se considera normal y no se trata de un defecto de fabricación. Esta variación o hundimiento puede ser de hasta 3 cm y es completamente normal debido a los materiales suaves, acolchados ligeros y tejidos con los que están fabricados los colchones.

Puedes comprobar tú mismo si el ligero hundimiento que presenta tu colchón se trata de esta variación normal de uso o no. Pon una cuerda o hilo grueso a lo largo del colchón y mide los cm de hundimiento. Si está dentro de los 3cm que hemos comentado antes se considera normal, y si excede estos cm ya podemos hablar de un hundimiento atípico.

Las cualidades internas del colchón se mantienen intactas.

¿Cuál es el tiempo de duración de un colchón?

Un colchón tiene una duración de 10 años, según asegura la Asocama (Asociación Española de la cama). Este es el período de tiempo en el que el colchón mantendrá las cualidades para un óptimo descanso, y también sus propiedades de higiene.

Hay colchones que pueden durar menos, dependiendo del uso que se les proporcione, o por los materiales utilizados para su fabricación, pero difícilmente pueden durar más, ya que aunque en apariencia nos parezca que están nuevos, solo están como nuevos. Es decir, por dentro el colchón no tendrá cualidades de higiene óptimas para el descanso, ni las cualidades que garantizan el buen descanso porque los materiales las habrán perdido.

Por ello recuerda renovar tu colchón o colchones como muy tarde cada 10 años, no más.

Maxcolchon fabrica sus colchones teniendo en cuenta estas premisas, para garantizar que estos mantengas sus cualidades a lo largo de su vida útil. Te recordamos que cuando quieras comprar un colchón en nuestra página, veas de forma especial los productos que te ofrecemos como “recomendados”.

Soy una persona corpulenta ¿esto influye a la hora de elegir el colchón más adecuado para mí?

Sí, el peso influye en la elección del colchón. Pensemos que cuanto más peso tengamos, mayor presión ejerceremos sobre el colchón, y por lo tanto la sensación de firmeza variará.

En Maxcolchon tenemos unos vídeos en nuestros colchones donde personas de diferentes pesos y corpulencias prueban el colchón, haciéndose una idea de la acogida que mostrará el colchón en su cuerpo.

Como nociones generales, te diremos que en personas con pesos altos no se recomiendan colchones como los látex o colchones de visco muy acogedores, ya que el peso producirá una acogida excesiva del cuerpo pudiendo adoptar malas posiciones en el descanso. Serían en este caso recomendables los colchones de muelles ensacados, o los colchones con poca visco y diseñados para estos casos, como nuestro colchón Sensity.

¿Es normal que un colchón pueda ser más corto o más largo que la medida solicitada?

Si es normal, debido a que en la fabricación de un colchón se trabaja con tejidos, acolchados y materiales que tienen tolerancias en su fabricación.

Desde el inicio del uso del colchón se produce un asentamiento normal de las capas internas que oscila entre +0/-2 o -3 (norma UNE-EN 1334:1996). Esta circunstancia totalmente normal no da derecho a reparación o compensación.

Esta tolerancia se puede dar tanto en el ancho como en el largo como en el alto del colchón, es completamente normal y no da lugar a cambios ni devoluciones en los colchones.

Volver
X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar